Una oferta televisiva en declive y sin cambios significativos

Panorama televisivo al realizar los juicios

La programación infantil y adolescente en la televisión peruana ha presentado una serie de cambios hace tres años (2003) que han marcado una tendencia hasta hoy. Por ello, daremos una mirada a la televisión en el 2003 y para lograr afirmaciones más certeras en el tiempo, también tomaremos como referencia el anterior estudio de la Veeduría Ciudadana de la Comunicación Social, un monitoreo sobre la programación infantil de la televisión peruana a fines del 2,0012. De este modo, identificaremos avances, retrocesos y estancamientos en la programación infantil y adolescente; y especialmente, veremos qué panorama mediático se tenía cuando se realizaron los Juicios Infantiles.

Televisión infantil

Días de colegio.

television para niños
Televisión Infantil para los niños Peruanos

Durante los días que los niñ@s asisten al colegio (lunes a viernes), Frecuencia Latina, América Televisión, Televisión Nacional del Perú y Andina de Televisión contaban con una programación especial para el público infantil mientras que Panamericana Televisión, OK TV (ex Austral TV donde se emitían dibujos animados en las mañanas) y Red Global no tenían oferta alguna de programas para niñ@s. Predominaban los dibujos animados como principal oferta infantil siendo las únicas variantes las series cómicas de Chespirito, dos programas infantiles y una serie documental emitidos en TNP.

Durante las mañanas, los niñ@s que ven televisión eran aquellos que acuden a la escuela en el turno de la tarde y los más pequeños que todavía no van al colegio. Para ellos, los dibujos animados de ATV eran la única opción desde las 8 hasta las 10, hora en la que Frecuencia Latina iniciaba su bloque matutino con Oggy y las cucarachas y Gasparín. Luego, América presentaba Chespirito.

A partir del mediodía hasta las cuatro de la tarde, no había ningún programa para niñ@s. Es decir, a la hora del almuerzo probablemente ellos sintonizaban alguna telenovela u otro tipo de programa. A las cuatro de la tarde, los niñ@s del turno de mañana del colegio que ya se encontraban en sus casas, tenían la posibilidad de ver Pokémon en Frecuencia Latina o los dibujos de TNP, luego, podían optar por la serie documental y/o el programa infantil A Jugar también de canal nacional. A partir de las 6 de la tarde, América TV tomaba la posta y se volvía el único canal con programas infantiles. En este momento, se ofrecía el dibujo animado de moda Yu Gi Oh, un dibujo sobre fútbol llamado Supercampeones y finalmente, El Chavo del 8.

Días de diversión.

Los fines de semana el panorama cambiaba completamente. La oferta se diversificaba y las posibilidades de elección aumentaban considerablemente. Los sábados, tres canales dedicaban toda la mañana a la programación infantil. En esas horas, los niñ@s podían elegir entre los dibujos animados de ATV, Frecuencia Latina y América Televisión y los programas infantiles de estos dos últimos. Son diecisiete dibujos animados, tres programas infantiles y una serie cómica que se emitían desde las 7 hasta la 1 de la tarde hora en la que “la diversión termina”. Casi no se presenta programas para niñ@s en las tardes sabatinas, sólo encontramos dos opciones: Chespirito en América TV y una película apta para todos en Frecuencia Latina.

Los domingos se presentaba una figura similar aunque la oferta era menor. En la mañana, desde las 6 hasta las 11.30 am, los chic@s podían ver dibujos animados mientras que en la tarde nuevamente América TV y Frecuencia Latina presentaban las únicas posibilidades: Chespirito y Mad Science, respectivamente.

En estos días, Panamericana Televisión, Televisión Nacional del Perú, OK TV y Red Global no presentaban programas infantiles a pesar de que en el 2001 sí lo hacían (Panamericana Televisión tenía programado cuatro dibujos animados y TNP presentaba un programa infantil los sábados; Red Global por su parte emitía dos dibujos los domingos; ATV tenía una vasta oferta ambos días a través de siete dibujos animados y tres series fantásticas; y Austral Televisión presentaba un dibujo en las mañanas).

Televisión para adolescentes

Pataclaun television para adolescentes
Pataclau una serie que fue favorita en la Television para adolescentes

La oferta de programas dirigidos a adolescentes seguía siendo muy escasa. En algunos canales habían aparecido nuevas propuestas mientras que en otros se habían dejado de transmitir algunas series debido probablemente a la falta de acogida. De lunes a viernes, recién a partir de las seis de la tarde los chic@s podían tener la posibilidad de elegir entre algunas opciones presentadas en Frecuencia Latina principalmente (Pataclaun, Rebelde Way y Los Magníficos), Panamericana Televisión (El Centinela y Mil Oficios), América TV (El Chavo del 8) y OK TV (Elevador). En otros momentos del día podían encontrar programas musicales en el último canal mencionado, series en Frecuencia Latina (Xena la princesa guerrera y La Nana) y una serie documental en TNP (Al Rescate Animal) además de Chespirito en la mañana.

Los fines de semana la oferta comunicativa de la que disponían aumentaba pero casi no variaba. En las mañanas, podían elegir entre series emitidas por Panamericana (Misión Imposible, JAG Justicia Miliar y Cybill), El Chapulín Colorado en América TV, Hermano Menor en Frecuencia Latina (sólo los sábados), programas musicales en TNP (TV Rock), OK TV (Elevador), y pasando el mediodía la serie Cero en conducta en ATV. Por otro lado, en las tardes la mayoría de programas que hubieran podido ver los adolescentes se encontraban en Frecuencia Latina (los sábados, Pídeme un deseo, Fudge y El Zorro; y los domingos, Mad Science y El Narrador de Cuentos) mientras que en los demás canales encontrábamos que en algún momento de la tarde programaban una serie (Chespirito en América TV, El Señor de las Bestias en ATV y El Centinela en Panamericana TV sólo los domingos). OK TV por su parte, seguía presentando musicales para jóvenes (FM TV principalmente). Por último, los sábados en la noche las posibilidades de ver algún programa de interés aumentaban con TNP y Panamericana que presentaban La Hora Discovery y Mil oficios respectivamente.

Tiempo de vacaciones

Finalmente, hay que considerar que en tiempo de vacaciones, es decir, en los meses de enero a marzo, aumenta la oferta infantil y adolescente. Mientras que en noviembre del 2003 fue de 23% (lunes a viernes) y 24% (sábados y domingos), en enero del 2004 estas cifras aumentaron los días de semana a 29% y disminuyeron ligeramente los fines de semana a 22%, asimismo en febrero llegaron a 33% y 23%, respectivamente. Ahora bien, que la oferta aumente no quiere decir necesariamente que varíe.

television peruana dibujos animados
Los Simpson la familia mas famosa del mundo, fue el preferido en la televisión peruana

En verano del 2004, la realidad de los canales entre sí era distinta sin embargo en casi todos ellos había aumentado la cantidad de dibujos animados, se había creado bloques infantiles en la mañana, se había programado nuevas producciones para adolescentes en la tarde mientras que la programación de los fines de semana había permanecido similar a la de noviembre.

¿Qué cambios y continuidades podemos ver?

En el año en que realizamos los juicios y las consultas hubo algunos cambios importantes. Se dejaron de emitir los programas infantiles de concursos de lunes a viernes tanto en Frecuencia Latina (Karina y sus amigos) como en América Televisión (El show de la Refurinfunflay) probablemente porque no cubrían las expectativas de su público quienes los consumían principalmente para ver los dibujos animados que se transmitían durante el programa.

En el 2003, hubo una disminución de la programación infantil que no era necesariamente negativa porque permitió dar más orden a la programación ya que probablemente se sacaron del aire programas que no se veían. Asimismo, esto no ha afectado el nivel de variedad de los programas -que sigue siendo poca-. Sin embargo, haciendo un balance,la disminución que notamos de la programación del 2003 al 2006 es muy significativa.

Finalmente, también encontramos novedades a nivel de producción nacional que merecen un reconocimiento, especialmente en la programación de TNP, que se comenzó a interesar por el público infantil y adolescente. En Frecuencia Latina también encontramos dos propuestas interesantes: Hermano Menor, un programa sobre el mundo de las mascotas, conducido por Jaime Lértora; y Mad Science, original secuencia que pretende despertar la imaginación y la curiosidad en los niños combinando actividades educativas con diversión. Basada en los principios de Mad Sciencie Group, líder mundial en educación y entretenimiento científico, logra que los niñ@s perciban la ciencia como un mundo “lleno de misterios” para descubrir divertidas aventuras científicas que experimentar3. Finalmente, en América TV se venía transmitiendo Habacilar, programa concurso conducido por Raúl Romero –con un estilo similar al de su anterior programa, R con R, analizado en el 2001-.

Al margen de estos nuevos programas que merecen ser aplaudidos y reconocidos como esfuerzos creativos por lograr nuevos tipos de acercamiento al público infantil, cabe preguntarnos si es que la programación tal como está estructurada y pensada, responde a las necesidades del público infantil local y nacional. Nos toca reflexionar acerca del contenido de las producciones que se emiten diariamente y si es que han estado concebidas para los distintos y diversos grupos de niños y niñas peruanas que existen. La era de la comunicación masiva ya no es la que describió Alvin Toffler en su momento4, y si bien sería ingenuo pensar que van a existir programas para cada segmento particular de niños, los canales de televisión han comprendido que la segmentación de sus públicos es vital para lograr sintonía. En este sentido, nos preguntamos qué tanto los programas televisivos se están dirigiendo al público infantil o si es que están optando por acoplarlos a otras audiencias en un afán de simplificación y quizá confuso criterio de rentabilidad.